• Luis Rey

Cosmogonía de la parentalidad

Actualizado: 12 de feb de 2018

Cuando comprendes la "cosmogonía de la parentalidad" alineas tu actividad de madre y padre a la expansión propia del universo.


El término de cosmogonía habla del origen del universo y de la humanidad, y tal parece que para acercarnos a conocer ese origen es necesario reconocer en nosotros nuestra naturaleza aceptarla y proclamarla.

Algo vital es lo que yo llamo la cosmogonía de la parentalidad que intenta describir el origen y razón del porqué la prevalencia del ser humano se realiza a través de la multiplicación de él mismo, es decir, porqué la existencia del ser humano depende de ser padre, no quiero entrar en controversia pero hoy que estamos en una civilización apresurada y con ideas limitantes, exceso de información, desconexión personal incluso con nuestros familiares, la practicidad para disfrutar la vida debe de venir de una información digerida que nazca del sentimiento y necesidad de compartir, la clave está en compartir lo que se tiene, se siente y se sabe, pues como decíamos la prevalencia de nuestra especie está en la multiplicación de sí misma.

Algo tan natural y básico en la vida es ser padre y madre; y hoy, esa necesidad depende de la situación social y edad de cada individuo, ¿cómo podemos disfrutar ser padres si consideramos que natural y culturalmente tiene una dependencia de edad e ideología?

¿Como disfrutar ser padre cuando tienes 15 o 16 años de edad?, ¿cómo disfrutar ser padre cuando no está en tus planes, cuando la edad ideal para serlo está condicionada a la situación social y económica, edad, planteamientos demandados por la civilización?, y en medio tu…



...hoy que estamos en una civilización apresurada y con ideas limitantes, exceso de información, desconexión personal incluso con nuestros familiares

Creo que la mejor manera de abordar el tema de la parentalidad no está en leer todos los libros de parenting, sino en una introspección personal y profunda de la cosmogonía de ser padre, de ese origen que viene de nosotros mismos y que está allí, que nos habla, pero no escuchamos, que nos guía a través del instinto pero que hace dudar por el miedo, creando un cúmulo de estrés culpando a los hijos, miedo por no dar pasos en falso, a no lastimar.


Nuestros hijos... una segunda oportunidad de reinventarnos.

Nos convertimos en semidioses cuando damos vida a otro ser, cuando intervenimos en el proceso creativo de este ser, moralidad afuera considero que la esencia de la creación es el amor consciente o inconsciente de dos seres que perpetúan esa naturaleza y la proclaman, somos diseñadores de nuevos seres, no solo porque colocamos la semilla y preparamos la tierra sino porque después de eso se requiere de una programación para ese ser, cuya necesidad primaria, se ve satisfecha por un ser que ahora ha cambiado su cosmogonía de vida, su motivación su impulso, pero que también cambian sus reglas, sus limitantes, sus dramas; se crea el juego de ser padre y madre pero… ¿de donde viene ese diseño de este proceso que dicta que un ser humano deberá de criar a otro ser humano?, es algo natural que vemos cada día, pero en el origen y en la duda al respecto está la respuesta para el disfrute de ser padre. Cuantas veces no nos ahogamos en problemas cotidianos que parecen enormes, pero que al salir de nuestros hogares y mirar al cielo nocturno vemos la inmensidad del universo expandiéndose y nosotros siendo parte de ella y a nuestro lado, esa personita, ese mini-yo, ese mini ser que no necesita mirar a las estrellas para darse cuenta de la inmensidad del universo, sino solo mirar al lado, a su padre y madre que son el universo para él. Las respuestas, la comida y su ropaje son otorgados por sus padres, amarlos y el perderse en ellos los hace encontrarse.


Y de repente tienes tú la oportunidad de recrear tu vida nuevamente, una segunda oportunidad de crear una historia, un mundo para esa personita, un paraíso, una mejor versión… de ti. Es como viajar en el tiempo y hablarte a ti mismo, conversar contigo mismo para que puedas cumplir tus sueños a través de los sueños de él o ella, de crear mundos, de bailar, sin morir en el intento, de permitirte fallar y hacer saber que todo estará bien. Porque tu estarás con él o ella, allí para sujetarla o sujetarlo, para animarlo y animarla… creando memorias para que sepa que siempre estarás allí con él, con ella, aunque tu vida se difumine, saber que esa personita tiene un alma en la tierra y una en el cielo, que siempre tendrás un corazón, aunque el tuyo deje de latir.


Sorprende a tus lectores

“El perderte en ellos los hace encontrarse…” Luis Rey

52 vistas

© 2018 Reyes Del Valle.

Crianza de la forma más sincera

  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

Veracruz Mexico